jueves, 13 de mayo de 2010

Ingenieros de la JAXA desarrollan sistemas de aceleración por radiación solar para viajes espaciales

02 May, 2010

Los ingenieros de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA), han finalizado el desarrollo de un nuevo sistema de aceleración basado en la radiación solar, especialmente ideado para la navegación espacial. Denominado Ikaros, por sus siglas en inglés Interplanetary Kite-craft Accelerated by Radiation of the Sun, será lanzado el 18 de Mayo con el fin de viajar a través del sistema solar mediante el aprovechamiento de las partículas solares que rebotan en unas velas ultra-finas de gran tamaño, logrando alcanzar altas velocidades a través energía 100% limpia.La denominación de Ikaros, a parte de conformar la siglas anteriormente citadas, también hace alusión a un personaje de la mitología griega que voló muy cerca del sol. Esta será la primera vez que una nave espacial entrará en el espacio profundo remolcado por velas solares, que proporcionarán un consumo de combustible totalmente autónomo para explorar el sistema solar, siempre que la nave quede lo bastante cerca del sol como para atrapar las partículas. Otras agencias como la NASA ya probaron sus prototipos en órbita, pero nunca se han llegado a utilizar en misiones de largo recorrido.

Las velas poseen una longitud de 20 metros en diagonal con un grosor inferior al de un cabello humano, mantienen unas propiedades de alta resistencia y flexibilidad, integrando una fina capa de células solares que generarán la energía necesaria para el funcionamiento de la nave. Los controladores y sensores se encargan de dirigir y ajustar el ángulo en el que la radiación entrante alcanza las velas para obtener un rendimiento óptimo. Además, en el mismo cohete que lleve a Ikaros al espacio, también transportará el primer satélite de Japón a Venus. Estos avances tecnológicos no han resultado baratos; la JAXA ya ha invertido más de 12 millones de euros en el vehículo, y no hay garantías de que este primer viaje pueda ir más allá de la órbita terrestre con éxito.
Ikaros
Pero teniendo en cuenta las aspiraciones en el campo espacial de Japón, las tecnologías desarrolladas en Ikaros no es sino un pequeño paso para las futuras ambiciones de la JAXA, cuyos objetivos son bastante agresivos a corto plazo si lo comparamos con el enfoque a largo plazo de la NASA en la exploración espacial.

¿Como se desplegará Ikaros?.

La segunda misión se llevará a cabo en los próximos años, en la que incluirá una vela solar de tamaño medio con un diámetro de 50 metros, y contará con motores de propulsión integrada de iones. Los destinos de la nave espacial será Júpiter y los asteroides Troyanos. En los próximos planes de la JAXA está el aterrizar un robot de exploración en la superficie de la Luna para el año 2015, y la creación de una base lunar habitada por varios robots para el año 2020. El país planea invertir más de 1,5 mil millones de euros en sus ambiciones lunares durante la próxima década.
Ikaros

Los ingenieros japoneses esperan integrar estos sistemas de velas solares en las futuras exploraciones espaciales. Como resultado de citadas investigaciones, contribuirá a que las células solares alcancen un menor costo en el mercado, cuyo crecimiento es un factor clave para la prevención del calentamiento global. Esas células solares de bajo costo serán también la base de los futuros sistemas de energía solar por satélite.

por Eugenio Rodríguez en Aeronáutica

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada